Braian Toledo ya está tercero en el ránking mundial sub 20

Braian Ezequiel Toledo, el chico surgido de Marcos Paz, había dejado su

huella con su paso por menores, arrasando con cuánto récord y título se propuso con el implemento de los 700 gramos. Allí quedaron el oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud-Singapur 2010 o la marca mundial, en la frontera de los 90 metros, como hitos.

Ahora está cumpliendo su primera temporada entre los juniors (sub-20), con 18 años recién cumplidos. Sin apremios y, esperemos, sin presiones, aguardando que el mejor tiempo -para los lanzadores- está por venir con su madurez física y técnica. Pero, demostrando una vez más que estamos ante un valor de excepción, Braian se llevó este viernes 28 de octubre la medalla de bronce del lanzamiento de jabalina en los Juegos Panamericanos de Guadalajara. La prueba fue dominada por un consagrado como el cubano Guillermo Martínez quien, a sus 30 años, acumula cuatro finales mundiales consecutivas, incluyendo el subcampeonato en Berlín 2009 y el bronce en Daegu, hace pocas semanas. Y hoy necesitó de su mejor marca personal de 87,20 metros para llevarse el título…

Toledo había avisado de entrada que estaba en un día de inspiración: 76.50 en su primer intento. El segundo fue el de la superación, el que lo colocaba en la pelea por las medallas (79.53). Más adelante seguiría con 76.12, un nulo, 73.54 y un cierre a toda orquesta en 76.71. Solamente el estadounidense Cyrus Hostetler (antecedentes de 83.16 hace un par de años) pudo reaccionar y atravesó los 80 metros en su sexto tiro (82.24) para desplaza a Braian del segundo puesto. Aunque no del podio…

Veamos todo lo que significó ese disparo de Braian en 79.53, su número mágico para este viernes:

– Le dio una medalla de bronce que lo convierte en el más joven medallista del atletismo argentino en todo el historial de los Juegos, desde 1951 hasta hoy.

– Obtiene la marca mínima “B”, que lo habilita a participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Se convertiría así en el más joven representante argentino en el atletismo olímpico desde que Carlos Dalurzo (con 19 años) llegara a Munich en 1972, mientras que Irene Fitzner (con 17) también asistió a aquellos Juegos.

– Braian se apoderó hoy del récord nacional absoluto, mejorando los 79.45m logrados por el ex campeón sudamericano Pablo Pietrobelli hace cuatro años.

– Por supuesto, también pulverizó sus propios récords nacionales sub-23 y juniors, que había fijado con 76.70 a principios de esta temporada en Buenos Aires.

– Braian batió los récords sudamericanos sub-23 y junior. Los anteriores eran 78.91 y 78.01 respectivamente. El sub-23 pertenecía al brasileño Julio César Miranda de Oliveira desde el 2006 y el otro al paraguayo Víctor Fatecha desde 2007. Curiosamente, ambos figuraron este viernes en la lista de escoltas de Braian: Fatecha, un fogueado jabalinero en la alta competición, quedó quinto con 76.92 y Oliveira, sexto con 76.24. Otro de los que llegó atrás fue el bicampeón sudamericano Arley Ibarguen.

– Los 79.53 m. de Toledo también lo elevan al 6° lugar en el ránking sudamericano absoluto de todos los tiempos.

– Y queda tercero en el ránking mundial junior de esta temporada, que encabeza el letón Zigismund Sirmais con 84.69, seguido por el ruso Valery Iordan con 80.15. Ambos son de clase 92…

Son algunos números, simplemente, que reflejan el valor de esta actuación. Un Braian Toledo que esta tarde/noche en el Telmex de Guadalajara, siempre bajo la guía técnica del profesor Gustavo Osorio, volvió a hacer historia. Pero que demostró -a la vez- que el futuro le pertenece. Si tiene el apoyo, la conducción, la sabiduría y la serenidad que tanta potencia y tanta calidad merecen.

“Ahora vamos a intentar que Braian se estabilice en los 80 metros”, agregó Osorio, quien adelantó que el lanzador volverá a los entrenamientos el lunes próximo con el Mundial Juvenil de Barcelona, España, de julio de 2012 “como su máximo objetivo”.

Toledo quebró en Guadalajara su marca de 76,70 metros lograda el 5 de marzo pasado. El bonaerense, con esta marca, quedó como nuevo líder del ranking argentino de todos los tiempos al superar a Pablo Pietrobelli (79,45) y se transformó en el número uno del escalafón sudamericano juvenil (pasó al paraguayo Víctor Abel Fatecha, que tenía 78,01).

Además, con este registro, Toledo encabeza el ranking sudamericano sub 23, ya que desplazó al brasileño Julio Cesar Oliveira (78,81).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *