Braian Toledo consiguió el décimo puesto en los Juegos Olímpicos de Rio, histórico

Ya había dado muestras de su evolución en el mundial de Beijing,bt1 China, el año pasado, al superar los 83 metros de lanzamiento del complemento (la jabalina) de 800 gramos. Allí, Braian, sobre el final del año pasado, finalizaba décimo en el mundo. El gran sueño de Braian era hacer el mejor papel posible en Rio de Janeiro y lo logró: fue el único atleta de la delegación argentina de atletismo en meterse en la final del campeonato.
En Marcos Paz todos encendieron la TV el 17 de agosto y fue allí cuando Braian consiguió la marca para meterse entre los 12 finalistas de dos grupos de 12 precisamente. Y fue el turno para Braian Toledo en lanzamiento de jabalina. El argentino tuvo una enorme performance, clavando 81.96 metros en su mejor intento en el grupo A, y se metió en la final del sábado posterior.
El de Marcos Paz había sido quinto en su grupo A. Luego de aguardar los resultados del B, festejó al acceder a la finalísima en el puesto 12 de la general.
Ya en la final, Toledo lanzó 77,98 metros en el primer intento. En el segundo mejoró y llevó su marca a 79,51. Y en el último también se superó con 79,81. Estuvo a casi tres metros de meterse en la lucha por las medallas. En Londres había sido 30° con un lanzamiento de 76,87. Tenía 18 años. A los 22 subió dos decenas de puestos. Hay futuro. El de Marcos Paz se va con una paz interior y olímpica.
Gran labor de Braian Toledo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde se metió en la elite de la prueba de lanzamiento de jabalina y finalizó en el décimo lugar. Con solo 22 años, el argentino ya se codea con los mejores y les avisó que se acercará a su techo en Tokio 2020. Como para que estén atentos…
Toledo llegaba con el antecedente de haber marcado su mejor registro, 83,32 metros, el año pasado en el Mundial de Beijing, donde también accedió a la final, con lo que había superado por 42 centímetros el récord nacional que había conseguido el año pasado en el Cenard.
Seguro, cuando pase el tiempo, Braian guardará este momento entre los logros más importantes de su carrera, como también lo fueron la medalla de bronce en el Mundial de menores de Bresanona 2009, la de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010, el bronce en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y la de plata en el Mundial Junior 2012, en Barcelona.
En Río de Janeiro consiguió uno de sus grandes objetivos, meterse en una final olímpica, y demostró que está para grandes cosas de cara al futuro. Donde de ahora en más se entrenará en Europa, para estar en su mejor nivel en Tokio 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.