Bicicleteando, a beneficio de la escuela rural Nº 7

La directora de la escuela rural Nº 7 Mónica Capurro, sonreía y no podía creer tamaña concurrencia de gente esteb23 b24 b25 b01domingo 14, cuando el reloj marcaba el mediodía y lentamente los bikers, o ciclistas en criollo, se inscribían y colaboraban con la refacción casi total y terminación de obra de la biblioteca de la institución. A la vez, las familias enteras de los 150 bikers inscriptos, se sumaron al bufett organizado por la escuela (todos los productos comestibles fueron donados), y así saborear un rico asado en familia, o pollo, o chorizo, o lo que fuere. Ya que se vendieron como pan caliente, también, los budines, tortas y tartas.

“Cuando empezamos a ver el grupo de Bicicleteando Marcos Paz, lloraba. Tenemos inscriptos de distintas localidades, y la biblioteca escolar nueva es nuestro objetivo. Nos desborda la alegría y la felicidad. Agradecemos a nuestros compañeros de la escuela 7 profundamente. Esto no es cuestión de dos personas que organizaron algo, esto es un gran grupo que colaboró. Aparte de los anunciantes que nos donaron todo, el municipio aportó muchísimo para organizar este evento”, agradeció Mónica.

A la escuela Nº 7 van 80 alumnos en una escuela de jornada completa, “nuestros alumnos tienen computación, inglés, tienen teatro (ponen en juego el trabajo pedagógico de los maestros), plástica, taller de huerta. Los chicos tienen los mismos beneficios que los que asisten a las escuelas de la ciudad”, cuenta orgullosa Mónica.

El grupo Bicicleteando Marcos Paz, que se nuclea en Facebook y que normalmente se reúne para hacer travesías o rodadas por las localidades aledañas a Marcos Paz, fue el impulsor de esta movida solidaria, que a total beneficio de la institución educativa y con el afán de sumar nuevas voluntades, trabajó arduamente para que la organización y la presentación del evento fueran impecables.

LLegó gente de Chivilcoy, La Plata, Lobos, Máximo Paz, Capital Federal, Mercedes, Luján, Cañuelas y otras localidades que acompañaron la movida. “Todos somos nuevos en esto, lo hacemos de onda, y por ahí si algo sale mal que nos sepan disculpar que nos tengan paciencia. Si bien la carrera es competitiva, donde todos queremos ganar, la idea de la carrera es colaborar con la escuela Nº 7, dijo Marcelo Andreoli, en nombre de Bicicleteando Marcos Paz, quien recordó que hace unos años eran unos poquitos quienes se juntaban a pedalear para esas travesías, y en la última que se hizo a Lobos, partieron de Marcos Paz alrededor de 100 ciclistas. El furor por la dos ruedas a pulmón, en Marcos Paz, crece cada día más.

Si bien la carrera general fue ganada por el multicampeón nacional, el marcospacense Locomotora Ariel Martínez (ver nota aparte), nadie quería perderle pisada al número uno, y se hizo una carrera entretenida, donde más de un biker cayó a la zanja de agua y barro, en un tramo dificultoso. El sol y la buena onda sellaron una tarde magnífica, donde las 500 personas que se acercaron al predio se sintieron muy cómodas y cálidamente recibidas por la gente de Bicicleteando y por el personal de la escuela rural Nº 7.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *