Así vivieron la Guerra los Veteranos de Marcos Paz

Después de las empanadas y en vigilia -a horas del 2 de abril -, en una noche lluviosa, en el seno del Centro de Veteranos (calle Aristóbulo del Valle) este medió dialogó en exclusiva después de haber compartido una afable cena, recuerdos y situaciones cómicas que se deslizaron en la charla. A la hora del reportaje, todos los héroes aportaron su grano de arena para reflexionar acerca de el conflicto bélico más horrendo de la historia de nuestro país.


– Ya tienen su paseo propio frente a la Plaza, que piensan?
– El monumento fue pedido expreso de los Veteranos de Guerra, cuando se inauguró el centro lo que quisimos fue tener nuestro reconocimiento en la plaza central, y después de varias idas y venidas con el Municipio, lo hemos logrado con el esfuerzo de todos, y también del mismo Municipi, cuenta Daniel Michalkow.
– ¿Fue necesaria la guerra?
-La gesta de Malvinas despertó en nosotros un doble sentimiento siempre, los que fuimos a Malvinas nos sentimos orgullosos de haber servido a la patria y haber peleado por un pedazo de tierra de nuestro continente, con esos objetivos íbamos en ese momento en el que teníamos 18 años. En su gran mayoría éramos soldados, salvo el caso de Andrés y Francisco, que eran suboficiales. Hoy después de 26 años, nosotros estamos más maduros y lo que pretendemos es disfrutar de ahora en más, pero no olvidar que fue un hecho muy importante para la historia de nuestro país, y recordar la memoria de los caídos que ese es el principal objetivo, cuenta Carlos Catrilef (Presidente del Centro de Veteranos).
Francisco Rosenberger, suboficial mayor en el momento de la Guerra, habló de la estructura del Ejército, de que había un suboficial a cargo de 10 soldados que eran conducidos por él. Hubo oficiales, suboficiales malos, y soldados malos porque eran cobardes o no asumían sus responsabilidades, muchos de ellos se dieron de baja, y no siguieron la carrera hasta terminar la jerarquía. Uno de los motivos también es por lo bajo que son los sueldos militares, pero Francisco cumplió los 35 años de servicio. “La guerra nos unió, yo me siento bien acá con ellos, sino no estaría”, señala Rosenberger.


Carlos Catrilef destaca el hecho de la memoria, y habla de aprender de los errores. “Reconocemos que este gobierno (por el de Curutchet) nos dio una mano muy grande, pero si en etapas anteriores estábamos más unidos y maduros, en la gestión de Salzmann también lo hubiésemos logrado. Hoy queremos disfrutar, nos ayudamos entre todos, trabajamos en grupo y nos cuidamos”, saca como conclusión Carlos, después de analizar la situación.
En cuanto a lo que se comentaba de las condiciones pésimas en la que se vivía en la guerra, Celestino Moreno afirmó que los abastecimientos llegaban poco y nada y una vez que empezó el bombardeo, ya no llegaba nada. Por otra parte todos pasaron frío, por el mismo clima que se da en esa región.
“En la guerra pierden todos, no ganó nadie, por más que los ingleses se hayan quedado con la tierra, tuvieron muchísimas víctimas. Después de la guerra hubo muchos suicidios, y se perdió económicamente. Al principio, cuando llegabas a las islas, la mayoría de las cosas que los ingleses recibían eran de Argentina. En ese momento, Encontel (el correo de ese momento), el gas del estado, e YPF (todas empresas estatales en 1982) estaban en las islas. Sólo recibían un barco al año con productos de Inglaterra. La toma de las islas fue un monatazo de ahogado de un gobierno que se venía cayendo (el de Galtieri)”, dice uno de los ex combatientes.
-¿Qué repercusión les causó el hecho de que Chile haya apoyado a Inglaterra?
– En ese momento pensábamos que nuestros hermanos chilenos no iban a apoyar a Inglaterra, y que EEUU iba a ser más neutral, cuenta Andrés Alex.
Opinan que en realidad el pueblo chileno no estaba muy de acuerdo en apoyar a Inglaterra, sino que fue el gobierno militar el que brindó ayuda a los ingleses. A Augusto Pinochet (presidente en aquel entonces) le convino esto, porque luego que terminó la guerra, le entregaron fragatas, armamentos, etc.
-¿Pueden hacer un balance de lo positivo y lo negativo de esta contienda militar?
-Lo positivo es esta camaradería que se ha logrado. Nos juntamos con compañeros que hace como 25 años que no veíamos, y es una alegría muy grande. En la casa de uno de los muchachos, hay un compañero nuestro que vino del Chaco, y vino a pasar el 2 de abril acá a Marcos Paz con nosotros. Y en cuanto lo negativo, se perdieron muchas vidas, la guerra de Malvinas fue un retroceso en el aspecto diplomático, dice Carlos en la entrevista.
Contaron que cuando llegaron de Malvinas, sintieron el rechazo del mismo gobierno argentino de Ricardo Alfonsín (1983), no podían conseguir trabajo, por ejemplo. Algunas de las empresas del Estado como ser Segba e YPF habían guardado 100 vacantes para los ex combatientes y los que llegaron más lúcidos pudieron aprovechar esas oportunidades, y consiguieron trabajo enseguida. En cambio otros quedaron muy mal, ya sea por la falta de apoyo familiar o por problemas psicológicos, que se quedaron divagando y sufrieron esto de no poder encontrar trabajo. Se destaca también el hecho de que desde el 82 hasta la fecha hubo alrededor de 350 suicidios de ex combatientes, eso hace referencia a que la situación no estuvo bien manejada, hubo un abandono por parte del Estado, reflexionaron los muchachos.
A la pregunta de qué opinan sobre la película “Iluminados Por el Fuego” de Tristán Bauer, que hace alusión a la guerra de Malvinas, afirman que la misma aunque esté muy bien hecha, con muy buenos efectos especiales, está basada en las vivencias de una persona, y que el guión está escrito desde el lugar en donde estuvo la misma, no fue para todos igual. Nunca se contó una historia desde otro punto de vista, para dejar bien parado a un oficial y a su grupo de soldados. Destacan (los soldados de acá) que a ellos no les tocó oficiales malos, hubo muchos oficiales buenos que defendían a la tropa, y en ese sentido disienten de la película.
“Nosotros nos cansamos de aclarar acá en Marcos Paz jamás salimos a vender una rifa casa por casa, o a manguear o a pedir algo. Generalmente, a esta altura del partido, los Veteranos de nuestra ciudad están todos trabajando. Hay muchos que se aprovechan y lucran con el sentimiento de la gente. No son veteranos, son mentiras. Malvinas es un sentimiento, la gente lo tiene en su corazón”, concluyen los veteranos y compañeros de esta guerra que tanto marcó a los argentinos.
Entrevista y texo:
Mariano Plaza

4 pensamientos en “Así vivieron la Guerra los Veteranos de Marcos Paz”

  1. Por favor quiero ubicar al Subof My (R) ROSEMBERGER FRANCISCO, su ultimo destino fue Agrupacion Apoyo – Estado Mayor General del Ejercito.

    Diculpe las molestias…

    Sarg Ay ABDENUR DANIEL
    Escuadron Aviacion 604
    Campo de mayo
    011-15 5696 2182

  2. SOY EL SUBOF MY(R) VGM EDGARDO SIRI , SERIA DE MI AGRADO UBICAR AL SUBOF MY ROSENBERGER, CON QUIEN COMPARTIMOS MUCHOS AÑOS JUNTOS. HOY CERCA DE CUMPLIR 27 AÑOS DE NUESTRA GESTA QUISIERA SALUDAR A TODOS LOS VETERANOS DE MARCOS PAZ, ESPECIALMENTE A “FISCO”. UN CARIÑO PARA TODOS.

  3. hola amigo como amdas tanto tiempo toy bien junto alos mios como todo retirado pasandola bien y tomando vino voz como andas nos podemos conectar te mando un fuerte abrazo espero vertepasala bien cuidate un saludo a la flia t quierooooooo

  4. Hola yo soy suboficial ayudante de fuerza aerea y queria aprovechar este medio para preguntarles si con ustedes se encuentra un VETERANO que estubo con el 25 en MALVINAS y que era o es trompetista,se que estubo con SEINELDIN ,lo quiero contactar porque tengo una novedad importante para el.desde ya muchisimas gracias y sepan que son parte de mi corazón,los admiro..
    S.a Gustavo W.SOSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *