Ariel Martínez, campeón en Ushuaia, en el Rally de los Lagos del Fin del Mundo

La XIV Edición del Rally de los Lagos del Fin del Mundo de Mountain Bike quedó en poder de Ariel “Locomotora” Martínez, el hombreariel martinez usuhaia de Marcos Paz quien ya había ganado en 2006/2007 y se le había frustrado la chance de alcanzar la primera Copa Challenger de este evento cuando lo derrotó Luciano Caraccioli, sin embargo cuatro más tarde volvió y se quedó con una victoria fantástica.
Desde muy temprano comenzaron a llegar los más de 110 corredores a la zona de la Hostería Petrel, el excelente tiempo de las primeras horas de la mañana desapareció justo a la hora de la largada, ya que los participantes lo hicieron con lluvia, frío y lo peor de todo con mucho barro de movida, dado que durante gran parte del sábado y madruga del domingo, la lluvia hizo estragos en el trazado.
La categoría general largó 40 minutos después que la intermedia, y desde el vamos el que salió a imprimirle mucho ritmo al prime inicial fue el ushuaiense Walter Acuña que escaló la extensa trepada del lago Escondida a un ritmo fantástico, no se llevó a nadie consigo y el único que lo tuvo a la vista fue el riograndense Juan Carlos Cárdenas, quien al salir al aserradero Bronzovich hizo un esfuerzo importante para alcanzarlo, aunque también es cierto que Acuña levantó para poder tirar juntos.

Una vez que ingresaron a la zona más complicada, el bosque del Ramón, La Vaca y La Menta, Martínez tomó la punta y a rueda fueron los otros dos participantes, que intentaron dar el zarpazo pero no pudieron, y fue así que el representante de Marcos Paz, y actual campeón Argentino de Contrarreloj en la modalidad Rural Bike, salió primero a la playa de prefectura, y a dos kilómetros y medio del final, estaba claro que no se iban a poder sacar ventajas, los primeros 25 kilómetros fueron para ellos tres, quienes llegaron embalando a la zona del toma tiempo y fue Martínez el que cruzó la meta primera, más allá que todos se llevaron casi el mismo registro.
Luego en la general del primer pc llegaron el santafecino Martín Molina que sorprendió a todos con la cuarta ubicación, sobrepando a Darío Guzmán en los tramos finales, mientras que más atrás llegaron dos chilenos, Danilo Jordan (Master A) y Marcelo Miranda (Elite).
Y al salir del bosque quemado, Locomotora Martínez lo hizo mejor, le sacó una buena luz de diferencia, la cual amplió cuando volvió al sendero interno alfo que se palpó en el río Milna que fue la última salida de los corredores a la vera del camino, y tras pasar el río e introducirse en busca del toma tiempo en la estancia Los Alamos, el corredor bonaerense contaba con una diferencia de 50 segundos, la cual amplió a 1 minuto con 23 al cerrar el prime.
Cárdenas que si bien perdió cinco minutos y medio con relación a los dos punteros, logró entremezclarse con el segundo pelotón y llegó junto a Guzmán, Jordan y Miranda.
Para la última prueba especial, estaba claro que si Martínez no tenía ningún inconveniente la carrera ya era de él, sin embargo de movida Cárdenas que había reparado sus cambios salió decidido a dejar todo de entrada y sorprendió escapándose a todos y liderar la competencia hasta la salida del arroyo Café, pero una vez que tomaron la planicie, volvió a sacar lo mejor que tiene Martínez por ser un hombre de Rural y pisó muy fuerte para alcanzarlo primero y para pasarlo después, y también hizo lo mismo Walter Acuña que tras pasar por el frente del ingreso a las Termas, logró quedar en la primera ubicación, y se le alejaron al líder en la bajada del río Valdez, los dos hombres de Tierra del Fuego mostraron estar más duchos para la peligrosa bajada, mientras que Martínez no bien arrancó la misma fue a parar al piso y los tuvo que salir a correr otra vez desde atrás.
Pero una vez que pasaron el río, Martínez volvió a tomar la punta y se escapó definitivamente de todos, mucho más de Acuña que era su más inmediato perseguidos en los relojes, ya que el hombre de Ushuaia pinchó su cubierta y perdió una enormidad en ser asistido, por ello cuando llegó cortado Martínez al puente del rio Turbio, tras la bajada de la hostería Kaikén, ninguno de sus perseguidos asomaba en el punto más alto del circuito, por ello cuando traspasó la meta la diferencia total que logró fue de más de seis minutos, una enormidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *