Ariel López , un biker con futuro en rural y mountain

“Me enganché en el 2010 a andar en bici con unos amigos, Gonzalo Soria y Abel Gauna”, cuenta Ariel López (23), recordando cómo se inició en el rural y luego en el mountain bike. En aquel momento, su hermano Diego le regaló la primera bicicleta. Actualmente, el joven pasa la mayor parte de la semana en obras de albañilería, porque se desempeña como maestro mayor de obras. Y el lunes 24 de septiembre, se quedó con el primer lugar de su categoría (sub 23) en la 3ª fecha del Campeonato Full Race de rural bike, en General Las Heras.

 

En un momento de la charla, Ariel recordó las carreras en las que hizo podio: En Marcos Paz fue primero y segundo en 2011 y 2012 (sub 23), en Inta Castelar también gano en categoría promocionales, en el Full Race de Ezeiza fue segundo. “Nunca voy a olvidar la carrera en Castelar, fue la primera que corrí y terminé primero, allá por 2010. Si bien era la categoría Promocionales (principiantes), había unos quince chicos que compitieron, y ese fue el impulso que me llevó a empezar a practicar este deporte en mis ratos libres”, dice con satisfacción Ariel.

 

Si bien sale a pedalear 5 o 6 horas por semana por estar abocado a su trabajo, Ariel sabe que tiene condiciones y que ha reforzado su entrenamiento en el gimnasio. Le falta tiempo para entrenar, pero le sobran ganas a la hora de competir. “No lo podía creer, había muchos nervios, no sabía el ritmo de competencia, acá practicaba en el llano todo el tiempo, pero en Inta Castelar es un circuito con senderos, cañaverales, subidas y bajadas”, cuando recuerda el primer triunfo. Su segunda carrera fue la Doble Bragado, que se corre sobre 72 km. de arena, en todos los casos todos los gastos corrieron por su cuenta y le tomó el gusto a la competencia. “En General Belgrano pinché, llegué, pero no hice podio. Luego vino el Desafío de Roque Pérez y el Campeonato Lujanense de Rural Bike, allí quedó segundo. Ya en Pipinas, muy cerca del mar, terminó tercero en la categoría Elite. Esa carrera significó un salto de calidad, por el circuito de conchillas y por el nivel de los competidores.

 

“Me gusta salir a bicicletear (casi una hora y media) para despejarme, generalmente no salgo solo, sino en grupo. Aprovecho los fines de semana, y los domingos a veces hacemos 4 horas con el Pato Alvarez, con Ariel Martínez, Abel Gauna, Jorge Rossi y demás colegas”. Ariel prefiere más el mountain bike: “Son carreras caras, en Pilar y Ezeiza son las mas cercanas, participé de Tandil, una sola vez, y pinchó dos veces en la misma carrera”. Este año estará nuevamente en Tandil, con las esperanzas renovadas y la fe intacta de llegar al podio.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *