Apuñalan a dos hombres en Santa Catalina, a un joven en El Hornero y roban una tienda céntrica

El comisario Marcelo Rey dialogó con este medio e informó los últimos hechos delictivos que ocurrieron en el 2009.
Alrededor de las 3 de la mañana del viernes 25 de diciembre, la policía local fue anoticiada de que llegaron un padre y su hijo con cortes de armas blancas al hospital municipal. Ambos viven en el barrio Santa Isabel de Mariano Acosta, y el hecho sucedió cuando se dirigían en auto a visitar a unos familiares domiciliados en el barrio Santa Catalina: se produce una pelea con un grupo de jóvenes que iban caminando y ocupando toda la calle. Parece ser que se molestaron porque el auto quería pasar, y ellos lo quisieron impedir pateando al mismo.
Cuando el conductor del vehículo se baja del mismo para discutir, es apuñalado por uno de los que obstruían la calle. Lo mismo pasó con su hijo cuando descendió del auto para ayudar a su padre. El hombre de 40 años está fuera de peligro, y su hijo tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, aunque ahora se está recuperando óptimamente. Los agresores están individualizados pero no se los detuvo en su momento por la falta de la orden de allanamiento.
Por otra parte, a los dos días de este hecho, en el barrio El Hornero, por un llamado del 911, se tomó conocimiento de que Leandro Becerra, de 26 años, estaba mal herido por arma blanca y golpes. El móvil policial se dirigió al lugar, y tomaron conocimiento de que el perjudicado había mantenido una gresca con un menor de 15 años, quién lo hirió con un cuchillo de cocina que perforó su pulmón. Luego de una operación complicada, la víctima quedó fuera de peligro, y el menor fue restituido a sus padres, dispuesto por la fiscalía Nº 26 de menores de Mercedes.
El martes 29 se produjo un asalto a mano armada en una tienda ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 132 a las 16:30, protagonizado por tres jóvenes menores de edad, que se movilizaban en una combi blanca marca VW. Fueron detenidos en Bernardo de Irigoyen, entre Ruta 40 y Alemania, a los pocos minutos de cometido el asalto. Uno tiene 14, el otro 15 y el otro 17. Se les secuestraron los celulares que robaron, una cartera y la ropa que habían sustraido del lugar.
Los ladrones utilizaron una cuchilla de 35 cm de longitud, dos cuchillos de cocina y una réplica de una pistola de 9 mm. Los menores de 14 y 15 años recuperaron la libertad, porque son ininputables, mientras que el de 17 quedó alojado en un instituto de Menores de La Plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.