Aprueban por unanimidad el proyecto para clausurar el incinerador

Entre la presión de los ambientalistas y la voluntad de los ediles por unanimidad, se aprobó un expediente elevado por Daniel Arregui (fuevicen candidato a concejal por el EDE, partido de Martín Sabatella), que entiende en la resolución que Marcos Martini Sociedad Anónima debe ser clausurada.
Ante la eventual finalización de la sesión, luego de tratar varios puntos, se solicitó un cuarto intermedio para tratar el expediente de Arregui y la Mesa Amplia, y el proyecto se aprobó sobre tablas, el objetivo de los ambientalistas era que no pase a comisión:
Artículo 1°)Solicitar al Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) que dictamine en forma urgente la clausura inmediata y definitiva del establecimiento incinerador de residuos peligrosos Marcos Martini SA; y asimismo la intervención al Juzgado Federal de Quilmes a cargo del Dr. Luis Armela responsable de dar cumplimiento a la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa “Mendoza Beatriz y otros c/Estado Nacional”
Articulo 2º)Requerir al Departamento Ejecutivo Municipal de acuerdo a las facultades que le asisten arbitrar los medios legales y ejecutivos, con carácter perentorio, para revocar la habilitación municipal a la empresa Marcos Martini SA
Articulo 3º) Solicitar al OPDS intime a la empresa a remediar en un plazo no mayor a 90 días todos los daños producidos en el entorno durante su funcionamiento y realizar bajo su responsabilidad económica la reparación de los mismos.Artículo 4°)Establecer mecanismos, bajo la responsabilidad de la Empresa, para garantizar la estabilidad laboral de los empleados de la misma. Art. 5°) De forma.
La introducción del considerando, dice lo siguiente: “Que las plantas de incineración de residuos peligrosos liberan al ambiente, a partir de los gases de la combustión y de las cenizas, sustancias tóxicas que como las dioxinas, los fliranos y los metales pesados contaminan el aire, el suelo y el agua, no sólo en lugares cercanos a donde se hallan instaladas, sino a muchos kilómetros de distancia a partir de la dispusión llevada a cabo por los vientos, las corrientes marinas y por su capacidad de bioacumulación en las cadenas tróficas. Que esta capacidad de traslado, su acumulación y su toxicidad los toma altamente peligrosos provocando en los seres humanos diversos tipos de cáncer, alergias, afecciones en la piel y problemas pulmonares. Que se depositan en suelos y en la vegetación silvestre y cultivada, generando un daño, además del propiciado a los seres humanos al resto del ambiente, del cual se ignora cuanto trabajo, a través de las generaciones futuras, llevará remediar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.