Agustín Osorio y su padre Gustavo entrenan en San Pablo, hasta el 22 de marzo

Si bien Agustín Osorio, quien viene desde atrás y querrá convertirse en el mejor lanzador de jabalina del país en mayores; proeza que convirtió a Braian Toledo como líder en nuestro país -Toledo fue pupilo de Gustavo muchos años-; no se sabe aún si llega o no para clasificar al máximo encuentro mundial del atletismo en este año: Tokio 2020.
Mientras tanto Gustavo, se comunica asiduamente con este medio para comunicar todas las novedades de su hijo; a quien se lo ve entrenando bajo el sol del calor brasileño en la ciudad de San Pablo; en un campo de entrenamiento específico.
“Gran jornada de entrenamiento sobre los lanzamientos Oficiales (800g). Si bien realizó varias formas de lanzamientos de los medios propuestos, entre ellos comenzamos las uniones de las fase 1 (P3) con la fase 2 (P5). Lanzando 66.30m. Se hizo un buen trabajo; comentó el licenciado Gustavo Osorio, desde Santo Andrés-San Pablo; Brasil.
El profesor, antes de su partida, recorrió las colonias de vacaciones públicas en Marcos Paz y asesoró a sus colegas y alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.