Aferrarse a la religión, en momentos difíciles: se cumplió otro aniversario del Santo Patrono de Marcos Paz, San Marcos Evangelista

“Con gran confianza pidamos perdón por nuestras faltas”, arrancaba en la Santa Misa el Padre en la misa virtual que se brindó desde el Templo San Marcos Evangelista, el domingo 25 de marzo en pleno festejo de un nuevo aniversario de nuestro Santo Patrono, en una situación difícil de pandemia y donde la gente, en general, se aferra más que nunca, buscando protección divina para su familia.
“Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Juan: Jesús dijo yo soy el buen pastor, que da su vida por las ovejas. El asalariado, en cambio, no es el pastor y al que no pertenecen las ovejas. Cuando ve venir al lobo, las arrebata y las dispersa, el asalariado no se preocupa por las ovejas, y sí el buen pastor, que se preocupa por las ovejas. Doy mi vida por las ovejas, tengo otras ovejas que no son de este corral y a las que debo conducir, porque habrá un solo rebaño y pastor”, decía Jesús. “Doy la vida y la recobro, este es el mandato que recibí de mi Padre”.
Por segunda vez “nos toca compartir esta fiesta de este pueblo, con esta experiencia extraña de la virtualidad. Parece difícil de entender de que Jesús quiere ser pastor, cercano y hermano. Juan nos cuenta que Jesús nos invita a comprender que él nos quiere regalar su vida, nosotros somos los sarmientos que estamos llamados a recibir su vida. Hoy nos da la imagen del buen pastor, que da su vida por las ovejas. El pastor en este caso, tenía una única preocupación, cuidar el rebaño que somos nosotros. Cómo puede ser que vos sanaste a un enfermo le preguntan a Pedro, este hombre sanó por Jesús, quien dejó la vida por nosotros. La Pascua y la vida tiene que ver con Dios, depende del amor de un Dios que se aleja de la realidad del cielo para acercarnos a la realidad. Dios responde con vida, para vencer a esa cruz que nos pesa”, añadía el Padre, en una misa muy vista por el canal de Youtube.
“La Pascua es cosa de Dios, pero se hace realidad en nuestra vida cuando la dejemos entrar. No es tiempo para dejarnos ganar por el desánimo, caminemos con esperanza. Miramos hacia el futuro para sacar lo mejor de nosotros y saca y nos muestra lo mejor de Dios. Jesús no da su vida porque lo ataquen, sino porque la da por amor, es un camino para descubrir”.
La fiesta de San Marcos
A las 9 horas hubo un toque de sirena y en simultáneo estuvo la imagen del santo patrono frente a la parroquia. Luego, se realizó una oración por el eterno descanso del bombero Axel Rinaldini y por todos los fallecidos de coronavirus.
Al mediodía, desde la parroquia San Marcos Evangelista vendieron docenas de empanadas a $600 a partir de las 12.30, por Bartolomé Mitre 180 -el patio parroquial- con los protocolos correspondientes.
Durante la tarde, la parroquia también realizó el tradicional Paseo del Santo por las calles de Marcos Paz entre las 14 y 18.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.