Adiós a Marcelo Soto

Hiperactivo, creativo, dinámico y solidario. Así era el «Flaco»marcelo-soto Marcelo Soto, el concejal más capaz y audaz que tuvo la Concertación por Marcos Paz, sosteniendo con vehemencia cada medida, ordenanza e idea que emanara del oficialismo (llegó a ser concejal desde su militancia en la UCR), y hasta discutiendo levantando la voz en el recinto, intentando refutar con argumentos cada ataque verbal-político propinado por la oposición, fuera quien fuere.

Así era Marcelo, un hombre temperamental, quien desde su formación en la universidad (psicología), y sus exacerbados detalles en cada argumento, instaba a que lo escuchen, y le crean. Con esa misma energía se movía trabajaba para colaborar con los ciudadanos de su Marcos Paz: «Preguntale a cualquier concejal a ver si atienden a la gente como lo hago yo en mi despacho durante la semana», decía Marcelo, quien es amante del rock nacional y desplegaba otra de sus facetas por los bares, donde orgulloso presentaba a su grupo Dominica Dies, versionando los mejores covers del rock nacional, con su voz aguda, y tan particular.

«Con inmenso dolor, la gestión municipal despide hoy al compañero Marcelo Soto, militante desde el inicio de la Concertación por Marcos Paz, quien se desempeñó como concejal desde el año 2003, y como secretario de Gestión Operativa desde diciembre de 2013, siempre demostrando con intensidad y convicción su compromiso con la comunidad.

El intendente municipal dispuso un duelo por 48 hs, y junto con todo el equipo de Gobierno y sus compañeros de gestión, acompañan a su familia y amigos en esta pérdida dolorosamente temprana e irreparable.

Gracias, Marcelo, por toda una vida de compromiso al servicio de cada vecino! Vas a estar siempre presente en nosotros, en tu comunidad, en el corazón de cada familia a la que pudiste ayudar a través de tu gestión y militancia. Hasta siempre!», escribieron en la página del municipio, a modo de homenaje a este inmenso trabajador, honesto y decente. Ya que los vecinos lo veían trasladarse en su viejo Dodge color mostaza, y vivir austeramente en el barrio Nuestra Señora de la Paz.

Hincha enfermo de Boca, nacido y criado en Merlo, y con una memoria prodigiosa para los datos deportivos, Marcelo deslumbraba en las mesas de café que hemos compartido por la exactitud de los datos que arrojaba desde su «cpu natural», como solía decir.

Después de haber compartido tantos años de notas, conceptos, y cultura, parece muy incomprensible que un tipo como Marcelo, tan joven, se vaya. Seguro que Dios le guardó un lugar de privilegio, pero todos los que conocían de sus ideas y su capacidad, estaban de acuerdo que podría, si el cáncer no lo hubiera interrumpido, ser un candidato natural a suceder a Ricardo Curutchet, en caso de que el intendente aspire a un cargo superior, o dejase de ser político. Hasta siempre Marcelo, te vamos a extrañar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.