A horas del debut de Braian Toledo en Londres, entrevista a su entrenador

En un vibrante duelo con el actual número 1 del ránking, el triniteño Keshorn Walcott, Braian Ezequiel Toledo se proclamó subcampeón mundial junior de lanzamiento de jabalina, en el Estadio Olímpico de Montjuic, en Barcelona. Desde allí, y en un diálogo exclusivo con Hora de Informarse, el entrenador de Braian, Gustavo Osorio, adelantó: “Entrenamos hasta el sábado y el domingo partimos a Londres, llegamos a la noche, el miércoles compite la clasificación a las 19 o 20.25 hora londinense, en uno de los dos grupos.

Braian está bien físicamente, vamos a intentar batir su propia marca personal que es de 79.87 m. Sería nuestro objetivo en la clasificación.

Estamos muy contentos, vamos a poner todo para intentar llegar a la final, pero recién vamos a estar en mejor nivel de competencia para hacer podio en Río 2016″, contó el entrenador, muy feliz, desde España.

Ya son muchos los periodistas y las voces allegadas al atletismo que esperan la participación de Braian con cierta ansiedad, ya que al cierre de esta edición, los deportistas argentinos no habían conseguido ninguna medalla en los Juegos Olímpicos de Londres.

Pero si los registros de lanzamientos de mayores (categoría en la que Braian recién asoma con sus 18 años) rozan los 90 metros, no hay que exigir ni presionar a Braian para la obtención de una medalla olímpica. El mismo entrenador aclaró que podrán aspirar a un podio en los Juegos Olímpicos de Río 2016..

Cómo fue el subcampeonato

en Barcelona

Walcott, en su disparo final, alcanzó los 78.64 que le dieron la victoria, desbordando a Brain -quien lideraba desde la primera ronda- y que logró el segundo puesto con 77.09m, conseguidos en su segunda tentativa.

Se trata de la cuarta medalla en la historia de los Mundiales Juniors para el atletismo argentino, en un historial que incluye el triunfo del garrochista Germán Chiaraviglio en Beijing 2006 y los segundos puestos del propio Germán (Grosetto 2004) y del discóbolo Julio César Piñero (Lisboa 1994).

Con casi todos ya concluidos, se aguardaban los disparos finales. Walcott -quien en esta temporada registró una fantástica progresión, alcanzando en dos oportunidades registros sobre los 80 metros- se jugó entero en su último tiro, los 78.64 del triunfo. Le quedaba una chance más a Toledo, pero no pudo ser: 74.58.

El chico de Marcos Paz comienza a despedirse de una categoría, en la que ha obtenido resultados impresionantes y que insinúan sus grandes posibilidades cuando le toque pasar a mayores. Es la mayor esperanza del atletismo argentino para colocar un valor en la elite mundial de este deporte. Por sus condiciones técnica, su fortaleza y su espíritu luchador.

Walcott -el flamante campeón- había sido superado por Toledo en sus tres encuentros anteriores (Bressanone 2009, Port of Spain 2009, Guadalajara 2011) pero ahora venía en alza, como demostró con los 82,83 m. de principios de mes en El Salvador.

Aún cuando todavía pertenece a la categoría juvenil, Braian Toledo ya acumula una medalla de plata mundialista (sub 20), un bronce (sub 18), el título en los Juegos de la Juventud-Singapur 2010 y una clasificación para los próximos Juegos Olímpicos.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *