A 33 años de los desaparecidos de Marcos Paz…

A 33 años del secuestro y desaparición de Oscar Sánchez, Juan Takara, Olga Souza Pinto, Enrique Souz, Maria Coria y Manuel Coria…todos ellos hombres y mujeres que ofrendaron sus vidas en la búsqueda de la dignidad diaria  a través de sus trabajos, su militancia y su compromiso en diversos ámbitos sociales, no hay mejor homenaje que el de trabajar todos los días por concretar aquellas luchas y reivindicaciones sociales que los impulsaba a vivir tan intensamente.  No sólo esgrimiendo la palabra en fechas conmemorativas, sino tomando su ejemplo y caminando la senda por la construcción de un modelo de país más justo.

Así también recordar y retomar la lucha de  aquellos hombres y mujeres que junto a sus hijos, y desde la Agrupación PROA, elaboraron las actas de denuncia a las violaciones de los Derechos Humanos que luego se presentarían en organismos internacionales, y que hallándose en nuestra ciudad, fueron brutalmente masacrados y desaparecidos.

Queremos reivindicar una vez más, la necesidad de ejercer cotidianamente el derecho a la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Recordando a nuestros vecinos, a nuestros amigos, compañeros, padres, maridos, hermanos…recordando y retomando las vidas inconclusas de tantas personas que supieron ser solidarias en tiempos difíciles; y desde allí resignificar ese compromiso y abrir caminos para nuestro presente;  para que nunca más el rostro del autoritarismo y la arbitrariedad se ciña sobre nuestros destinos como país. Para que nunca más se naturalicen pensamientos como “algo habrán hecho” o “con los militares estábamos mejor”

Porque no se puede estar mejor cuando se desguaza  un país  y se lo somete económicamente al peor de los  despojos: el de embargar el futuro  de las próximas generaciones. Porque nuestro mayor compromiso es precisamente el de construir y garantizar un país para todos, con inclusión social, donde la juventud pueda superar aquel despojo y proponerse un futuro con dignidad. Porque la dignidad, continúa siendo el mayor atributo de la condición humana. Y jamás podrán convencernos de lo contrario, pues esa convicción, y más aún en el año del Bicentenario, es  nuestro mayor orgullo; y en este nuevo aniversario recordamos sobre todo la vida y la capacidad de creer en que la felicidad del pueblo argentino es y será posible.

“Pero no pudieron matar tanta vida… ¿cómo podemos pensar que están muertos?…la muerte es seca, negra, silenciosa; y en cambio ellos han sabido amar profundamente, sus vidas siguen dando vida, y siguen marcando caminos…”

Madres de Plaza de Mayo

DIRECCION DE DERECHOS HUMANOS- DIRECCION DE JUVENTUD

Un pensamiento en “A 33 años de los desaparecidos de Marcos Paz…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *