13 años de una nevada histórica

Aquel 9 de julio de 2007, donde los vecinos del conurbano y Capital amanecían un poco incrédulos por ver, de a poco, nevar en la ventana y luego salir a la calle y sentir la nieve en sus manos, fue un placer que nadie jamás olvidará. Quienes tuvimos la suerte de recorrer, por ejemplo, los puntos estéticamente más bonitos de la localidad de Marcos Paz, nos llenamos de fotografías y recuerdos imborrables. Nadie, por ejemplo, quería dejar de fotografiar la Iglesia San Marcos Evangelista, la plaza San Martín, el playón del ferrocarril con su histórica locomotora allí parada; como también le hermosa plaza Hipólito Yrigoyen que lucía, prácticamente blanca y con una afluencia de público totalmente inusual para la época; a sabiendas que en pleno invierno a nadie le daban ganas de salir a pasear. Pero la nieve, y en Buenos Aires, enamoró.

Transcurrieron 13 años de aquella jornada histórica, y ojalá no tengan que pasar más años para volver a ver nieve, hermoso regalo para los que nunca la pudieron conocer ni tocar. En la foto que sube el fotógrafo Oscar Ameconi de la locomotora, se aprecia su belleza y cómo estuvo aquél día histórico, donde nadie quería que dejara de caer nieve ni que saliera el sol, para derretirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.