“No soy maleducada y estoy tranquila, porque las cuentas siempre estuvieron a disposición»

Virginia GoyenecheIntensas: Así suelen desarrollarse las sesiones del concejo Deliberante, y esta sesión no estuvo exenta de quejas y reclamos. Desde las 21 30 que arrancó la sesión, la concejal del Frente de la Victoria, Claudia…
Campero explicó que durante la
misma jornada, a las 12. 15 recibieron
la documentación para estudiar las
cuentas, cuando el horario
establecido por el Ejecutivo era el
viernes de 10 a 12, y a ese control
sólo estaban autorizados a acceder
los concejales Hugo Telechea,
Claudia Campero y Ernesto Sbruzzi.
La votación definitiva en el recinto
arrojó un resultado de 9 votos sobre
cinco del oficialismo, por lo que el
cierre de ejercicios y la
compensación de excesos no se
aprobó por la mayoría, antes de la
cual Campero había expresado sobre
la secretaria Virginia Goyeneche que
“ Ella es una funcionaria puesta a
dedo, nosotros somos elegidos por
la gente y nos debe respetar, es una
intolerante, está manejando las
cuentas de los demás vecinos, no las
de ella”.
Sin embargo, consultada por este
medio, Goyeneche explicó su versión
de los hechos y los calificativos que
su persona recibió: “No soy una
maleducada, a Campero no la vi
después de que hizo estas
declaraciones, en ningún momento
le falté el respeto pese a las
diferencias, espero que se
rectifique”.
Según explicó, los ediles disponen
de dos meses (de abril a junio) para
revisar y verificar la documentación,
y “dar su opinión política”. El
Ejecutivo, es el responsable de elevar
notas e informar los horarios del
periodo de revisión, los lunes,
miércoles y viernes de 10 a 12, y los
martes y jueves de 8 a 10, de este
modo evitan que
“cualquier concejal vaya
a la hora que le quede
cómodo, la contaduría
debe funcionar con
horario de oficina y esto
está contemplado por la
legislación general”.
“Los concejales, a
pesar de los dos meses
que tenían, vinieron los
últimos días, justo
cuando el plazo
terminaba el viernes 13”,
señaló la funcionaria, y
agregó que solicitaron
aclaraciones sobre
ciertas órdenes de pago:
“No tenemos obligación
de hacer más de lo que
podemos, estoy
tranquila porque el
material siempre estuvo
a disposición”.
Una “burda maniobra contable”,
así definió Campero al final del cierre
del ejercicio del 2006y el nacimiento
del ejercicio del 2007, remarcando
que el mismo fue objeto de graves
observaciones del Tribunal de
Cuentas, porque primero figuraba un
saldo de 1 429 122 pesos, esto significa
una convalidación de la efectiva
asistencia de fondos de cuentas
bancarias del municipio. Es decir que
a la coparticipación del año 2007
habría sido menor y que el Municipio
se habría endeudado con 2 millones
de pesos.
“Son números sacados de
contextos” objetó Goyeneche y
aclaró que a pesar de poseer un saldo
negativo, la situación se fue
revirtiendo: “Estás fueron
observaciones hechas por el Tribunal
de Cuentas que se realizaron durante
la revisión, los saldos se van acoplando
a los que tenemos actualmente,
seguro el saldo es ese, pero
siempre quedan cosas que
todavía el resultado no puede
decirse que es ese, inclusive nos
multaron el año pasado”.
Además indicó que la última
palabra es del Tribunal de
Cuentas, y que el informe de los
ediles es un documento más que
expide cada uno de los bloques
y el tribunal analiza: “Los cierres
jamás fueron aprobados, el
presupuesto en el año anterior
logramos mayor sintonía, acorde
a los objetivos de la gestión”,
señaló y remarcó que el
presupuesto se configura de
acuerdo a los ingresos que
“entran” al Municipio, de modo
que existen diversas partidas que
llegan mediante la promoción
social, por ejemplo.
-La oposición cuestionó ciertos
excesos generados en el 2007…
-Cuando se arma un presupuesto obviamente
va a gastarse dinero, si ingresa más dinero se
gasta o sino todo lo contrario, porque no tengo
la partida autorizada por el Concejo. El tema es
que uno tiene límites, cuando ellos dicen se gastó
eso también hay que pensar cuánto tenemos de
economía y cuánto había de saldos anteriores.
Todo esto juega a la hora de compensar un exceso
si lo hubo.
Las explicaciones de la funcionaria, vienen a
colación del supuesto desfasaje que habría
detectado la oposición en el presupuesto
municipal: “En nuestra investigación detallamos
que en las compensaciones existieron partidas
autorizadas por un monto en el que se gastó más
dinero: “La partida 2.1. 02, tenía un importe de
275 mil pesos, y se gastaron 820 mil, en otra partida
aparecía un importe de 200 pesos y se utilizaron
10. 350 pesos”, sentenció Campero.
-También indicaron que se usa poco gasoil
para la ambulancias del Hospital…
-Nuestra finalidad es el Hospital, y destinamos
partidas para pagar el combustible del vehículo,
que nunca es suficiente por empezamos a otra.
“No soy maleducada y estoy tranquila, porque
las cuentas siempre estuvieron a disposición”
Habla Virginia Goyeneche, en exclusiva para este medio, y responde a las acusaciones de los bloques opositores.
También la Policía tiene convenio con el Municipio, ya que es
comunal, y tenemos un presupuesto para ello porque lo que baja
de Provincia, solo cubre insumos y no alcanza, de todos modos
nunca dejaríamos a la ambulancia sin combustible.
“Las economías generadas son ahorros, los excesos no son malos
siempre y cuando se tenga con qué compensarlos mediante las
economías del municipio”, esbozó Goyeneche y habló sobre los
déficits en cuanto a la compra de tosca, el monto invertido alcanzaría
para 350 cuadras en lugar de las 70 entoscadas. “Ese número está
en el cierre del ejercicio y en el informe de obras, tiene relación
con los pagos que se formularon acá, seguramente hay facturas
nuevas que se pagaron el año anterior, hay que ver de qué año es
el gasto, pueden ser pagos de deudas previas”, manifestó.
-¿Es cierto que ustedes le cambiaron el destino a un monto de
567 mil pesos, cuando se tendría que haber utilizado para obras
de gas el Plan de vivienda y se empleó para pavimentaciones?.
La oposición argumenta que esa cuenta hoy tiene cero
centavos…
-Con respecto a este tema, en ocasiones sucede que el dinero
llega, pero como han quedado remanentes por las características
del momento, el dinero no pudo utilizarse para este fin. Teníamos
que utilizar ese remanente, peor hubiera sido si se hubiera gastado
en la pavimentación sin haber pasado por e Concejo.
-¿Pero hoy por hoy se gastó en la pavimentación?
La verdad que sí, tenemos los informes con la partida en la que
se realizó y fue autorizado este cambio, además del tiempo en el
que se realizó el pavimento hasta el día de la fecha. Está además la
orden de compra que muestra la compra con el gasto del pavimento,
pero no todo se utilizó en esto. Entrevista: Mariano Plaza
Texto Yanina Fuggetta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.