“La administración Curutchet es un descontrol”

Pantalla gigante, fotografías tomadas, y los informes “periódicos que daremos permanentemente, porque difieren del lo que informa el oficialismo”, señaló Enrique Salzmann, concejal del PJ y ex intendente de Marcos Paz, en la casa peronista de la calle Moreno, el martes 14 de septiembre a las 19. Luego de exponer una serie de proyectos del PJ no acompañados por el Ejecutivo o de problemáticas no resueltas, el ex senador Salzmann manifestó que “en el Ejecutivo existe una cierta desidia para resolver problemas que están a la vista y que la administración es un descontrol, al intendente se le va de las manos, y no porque no lo sepa”.
“Todavía no se reparó el puente peatonal de la ruta 40. Está en un estado de pésimo mantenimiento, con hierros oxidados, alambres cortados, y hasta algunos tablones rotos. Tampoco entendemos por qué el intendente vetó dos proyectos de ordenanza que tienen que ver con denominar al CIC María Eva Duarte de Perón y al Centro Cultural El Galpón con el nombre de Enriqueta Moliné de Berardoni (en honor a la historiadora de Marcos Paz)”, arrancó la conferencia de prensa y exposición de informes el ex intendente.
En otro término, Salzmann se refirió a los servicios públicos: “Cuando pedimos la emergencia de los servicios públicos, no tuvo eco en el Ejecutivo. Hasta el mismo periodismo opinó sobre las falencias de los mismos. Si el Ejecutivo necesitara de más partidas de dinero para repararlos o comprar nuevos, los apoyaremos en el Concejo Deliberante”, agregó. Añadió a ese tema el  estado actual del basurero municipal y de los “emergentes basureros clandestinos”. El edil sostuvo que “en el barrio Urioste (cerca del basurero) se torna imposible vivivir, el cartel que puso la gente de Medio Ambiente en medio del basurero parece una cargada. Estoy de acuerdo que el ejecutivo coloque cestos de basura en los lugares públicos, pero si no hay un depósito final apto, para que sirve?”. La misma comparación hizo cuando se refirió a la contaminación del arroyo La Pantanosa del barrio Nuestra Señora de la Paz: “¿Por qué en vez de comprar tantas camionetas no mejoran la planta de tratamientos de residuos cloacales que está abandonada?”.
Por el lado de los concejales de Unión Pro (de cepa peronista en este distrito), Carlos Albertella y Anabel Arboledas se refirieron al pedido “ignorado por el Ejecutivo acerca del reacondicionamiento de la calle Soldado Argentino”. “Se logró que se apruebe el  Digesto Municipal y la eximisión de tasas municipales a quienes hayan permanecido en alguna unidad carcelaria y recuperen la libertad, para de algún modo impulsarlos a que se inserten en la sociedad nuevamente”. Albertella también se refirió a la seguridad en los lugares nocturnos y se presentó un proyecto para que el municipio intente capacitar a los denominados “patovicas”, los controladores de admisión y permanencia.
Otro tema importante que ya se instaló en los medios es el estado del agua potable de esta localidad: “Si bien es un problema de la provincia de Buenos Aires, el secretario de Obras (Gabriel Dimango) se refirió al tema con cierta liviandad en un canal local. Esperaremos otros resultados finales y propondremos soluciones para que el nivel de arsénico del agua potable no sea ni demasiado elevado ni demasiado bajo de acuerdo al permitido”, agregó Salzmann. “Como también solicitamos que se amplíe la red de agua potable a cinco barrios; Santa Marta, Martín Fierro y Torchiaro, entre otros”.
La iluminación y sus columnas de alumbrado “deben estar mantenidas. No olvidemos que son de hierro, se oxidan y después se caen. Me gustaría que en vez de pintar tanto los árboles, pinten también las columnas de la iluminación de las calles, que son clave para los barrios. Asimismo presentaremos un proyecto para el mantenimiento de la Plaza San Martín, que se encuentra en su peor momento. No sé donde está el encargado de la plaza que el oficialismo dice tener y los casi 30 operarios que de él dependen. Las plantas y flores brillan por su ausencia, en los bebederos se junta tierra y se roban los grifos, hay falta de iluminación. Así como también la señalización de las lomas de burro están hechas a la marchanta. Algunas no están, otras sin pintura, otras están bien”, agregó Salzmann a una seguidilla de informes que se acompañaban de la reproducción de fotos.
“Hay una desidia en cuanto a la responsabilidad a la gestión municipal. Se puede hacer muy buena publicidad: algo que funciona bien es la propaganda, que muchas veces es tendenciosa. Informar cosas que no suceden o dar noticias de proyectos que nunca se cumplimentan. O porque no tienen los recursos humanos para hacerlo, no puedo saber fehacientemente por qué hay tantas deficiencias en este gobierno.
Hubo vecinos que ya llevaron denuncias  a la justicia: acerca de las cloacas, el arroyo La Pantanosa y efluentes emergentes de una fábrica de dulce de leche. El departamento Ejecutivo debe poner en funcionamiento la ordenanza 35/2004 en donde se crea la oficina anticorrupción. Muchos vecinos tendrían que hacer una denuncia y que sea el fiscal anticorrupción que se encargue de tratar los temas denunciados en los distintos estamentos municipales, provinciales o federales. Así podremos ayudar al gobierno en muchos aspectos. Hoy este gobierno municipal tiene en distintos sectores un gran descontrol, no creo que el intendente no lo sepa, sino que no lo puede manejar”, finalizó Salzmann.
Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *