“Cansados de traiciones, nos vamos de Suteba”

Nuestra acción gremial se ha llevado a cabo durante años en el marco del Suteba. Hemos intentado, desde nuestros humildes lugares, torcer el camino… que la dirección oficialista hizo recorrer al sindicato: un camino de claudicación ante la patronal y de limitación de la participación de los docentes; un camino de traiciones. Estamos hartos de que los dirigentes del Suteba se abracen obscenamente con las autoridades mientras los docentes seguimos con salarios indignos.
Las últimas elecciones ratificaron la línea política que encarna la lista Celeste, ampliando aun más su poder hegemónico. La cúpula sindical ha recurrido a cualquier método para ello, tal como lo muestra el escandaloso fraude que llevaron adelante en La Plata. La consolidación del poder de la cúpula le ha permitido incluso instaurar una verdadera Inquisición, denominada «Tribunal de Ética Sindical», destinada a destruir toda discrepancia, con la que amenazan a todos los que se les oponen (La Plata, San Martín, etc.)
La oposición resultó incapaz de presentar un frente único a ese poder, sufriendo derrotas que prácticamente barrieron lo que se dio en llamar «Suteba Combativo». Las ingerencias de los partidos políticos (PCR, MST, IS, MAS, PO, etc.) sirvieron a la ruptura del frente de las seccionales opositoras. Particularmente son responsables el Partido Comunista Revolucionario y el Movimiento Socialista de los Trabajadores quienes, desde la construcción de la lista Lila, atacaron sistemáticamente al Plenario de Delegados en Lucha es decir, a la única herramienta capaz de convertirse en alternativa de dirección en el sindicato.
La lucha por un sindicato combativo y democrático, independiente del gobierno y los partidos políticos, se ha tornado una tarea infructuosa. Hoy el Suteba es un organismo enfermo de burocratismo por izquierda y derecha, plagado de roscas partidarias, ahogado por las mentiras de quienes, de uno y otro lado, consideran al sindicato como un instrumento para lograr sus objetivos político-partidarios o personales, y a los docentes como tropa de maniobra para desarrollar la acción de esas facciones.
Hemos trabajado aportando a la construcción de un Suteba al servicio de los docentes, este objetivo ya resulta imposible de lograr, el Suteba está infectado de todo aquello que repudian los trabajadores de la educación.
Por todo ello, cansados de traiciones y no sin un profundo dolor, haciendo uso del derecho constitucional de la libertad sindical, nos vamos del Suteba.
Somos delegados de escuela, miembros por minoría de la comisión directiva actual, miembros titulares y suplentes de la Junta Electoral Local y un nutrido grupo de compañeros de base del distrito de Marcos Paz, junto con otros compañeros de Las Heras, Merlo y Moreno.
Pero no renunciamos a la lucha porque, como decía Perón, renunciar a la lucha es renunciar a la vida, porque la vida es lucha.
Los docentes necesitamos una herramienta de lucha sindical válida, independiente del gobierno y los partidos políticos y donde la hipocresía, la mentira y los negocios personales no tengan lugar, por ello sumaremos nuestro esfuerzo militante a la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires.                              Miguel Astarita

Un comentario sobre ““Cansados de traiciones, nos vamos de Suteba””

  1. si hay tantos docentes nuevos q cumplen suplencias porque no los nuclean en un proyecto para facilitarles el trabajo.algunos no tienen ni para llegar al trabajo,ni hablar de la comida o pagarse una niñera ,eso tendria q estar solucionado.los docentes q pagan viaje a escuelas rurales en marcos paz pagan tres o cuatro pesos y a los iniciales les cobran veinte,el gremio los tendria q acompañar en su ingreso a la docencia y no permitir esos atropellos q los ingresantes sufren.
    por ir a trabajar un dia sus hijos no comen tres.esto se padece hoy nadie lo noto?sean compañeros muchos en una lista no es union.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.